En las Pastelerías Triomf, nos hemos mantenido fieles a las tradiciones catalanas, y siempre hemos tenido cuidado de ofrecer el mejor de nuestros productos en el barrio de Poble Nou.

Pastel de fin de año; roscón de reyes; roscón de San Antonio; buñuelos de cuaresma; monas de pascua; tortas de verbena; pastel de fiesta mayor, bollos; turrones ...

Nuestra historia

Fue el 15 de agosto de 1952 cuando Antonio y Roser abrieron la pastelería Triomf en el antiguo Passeig del Triomf (actual Rambla de Poblenou) número 17. Ambos hijos de tenderos, subieron un negocio que aún hoy sigue.

En 1968 se trasladaron a la Rambla de Poblenou 21bis, unos números más adelante.

Por el cambio de numeración que hicieron en el barrio pasó a ser el 41bis, donde están en la actualidad. Era una pastelería / charcutería, ya que los padres de Antonio eran charcuteros y carniceros, y él quiso rendir homenaje a sus padres. En 1993 la empresa pasó a manos del hijo de Antonio y Roser, y su mujer.

Primeras imágenes de la Pastelería (1952)

TIENDA DE LOPE DE VEGA (1995)

El 8 de Septiembre de 1995 inauguraron otra sucursal en el barrio, en la calle Lope de Vega 103; una tienda pequeña que aún sigue sirviendo al barrio los mismos productos que en la Rambla.

LA "NUEVA PASTELERÍA"

En 1997 se hizo una reforma y la charcutería desapareció, pasando a ser lo que es en la actualidad, una pastelería con degustación.

Desde aquí es donde elaboramos nuestras especialidades, los deliciosos bombones, las pastas de té, los pasteles personalizados, la pastelería tradicional o moderna, las monas, un amplio surtido de catering salado para tus fiestas ... y todo lo que puedas imaginar!

Aquí es también donde te esperamos para aconsejarte y atenderte de la mejor y más dulce manera.

Bombonería del Carrer del Carme

Fruto de los grandes momentos que pasaba la empresa, surgió la oportunidad de alquilar un local maravilloso, y cumplir un sueño que tenían gracias a la gran profesionalidad de Antoni como maestro chocolatero y de Mª Angels como mujer pastelera, haciendo escaparates, regalos, lazos ...

Así, en 2007, abrieron una pequeña bombonería en el centro de la ciudad. Un precioso local modernista que en otros tiempos fue una antigua fábrica de chocolates y tostadores de cafés (Can Garrigues 1850).

Allí se vendían toda clase de bombones: con chile, pimienta, sal, quicos, pipas; baldosas de diferentes chocolates, turrones clásicos y más modernos, de pan con tomate y jabugo; monas de pascua, etc ...

Posteriormente, el año 2013, tuvieron que cerrar las puertas de la bombonería.